Las historias más extrañas y perturbadoras de la mitología griega

Por Dia | | Publicado en Sociedad | 460 Vistas
Las historias más extrañas y perturbadoras de la mitología griega

La mitología griega se basaba en el politeísmo y en los errores y fallas de temperamento de los dioses y los hombres. La mayoría de veces, esta serie de mitos y leyendas son aleccionadores, pero otras tantas veces, no dejan de ser simplemente perturbadores. Pero ciertamente, estas historias fueron elementales en el desarrollo de la literatura, el arte y la cultura de la civilización griega, y más tarde, en general, de la civilización occidental. Así que les compartimos algunos mitos griegos un poco o bastante perturbadores para que voten por el más extraño de todos.

Edipo

Puntaje: 100%


3

0
1

Edipo

Edipo era un rey mítico de Tebas, hijo de Layo y Yocasta que, sin saberlo, mató a su propio padre y se casó con su madre. Ante el descubrimiento de todos estos terribles sucesos, Edipo se arranca los ojos en carne viva y murió finalmente en el destierro.

El mito de Narciso

Puntaje: 100%


1

0
2

El mito de Narciso

Narciso era un joven engreído y al mismo tiempo muy apuesto. La Ninfa Eco se enamoró perdidamente de él, pero él la rechazó y ella desolada se ocultó en una cueva y allí se consumió hasta que sólo quedó su voz. Entonces Némesis, la diosa de la venganza para castigarlo por su engreimiento hizo que se enamorara de su propio reflejo en una fuente. En una contemplación absorta, incapaz de separarse de su imagen, acabó arrojándose a las aguas. En el sitio donde su cuerpo había caído, creció una hermosa flor, el narciso.

Sísifo

Puntaje: 67%


2

1
3

Sísifo

Sísifo fue fundador y rey de Éfira (nombre antiguo de Corinto), era el marido de Mérope, y por ir a visitarla al Hades luego de muerta y no cumplir con las condiciones, recibió un terrible castigo: empujar cuesta arriba por una montaña una piedra que, antes de llegar a la cima, volvía a rodar hacia abajo, repitiéndose una y otra vez el frustrante y absurdo proceso. Era un castigo perpetuo, por la eternidad. Es una alegoría a la tortura que puede sufrir una persona atrapada en un siclo sin fin.

Pasífae, la madre del minotauro

Puntaje: 100%


1

0
4

Pasífae, la madre del minotauro

En la mitología griega, Pasífae era la hija de Helios y la ninfa Creta (también llamada Perseis), y fue dada entonces en matrimonio al rey Minos de Creta. Pero el dios Poseidón hizo que Pasífae se enamorase de un toro blanco que, por su belleza, Minos no había querido sacrificar a este dios.Ella confió su pasión zoofílica a Dédalo, el maestro artesano, y él la ayudó a concretar su pasión construyéndole una vaca de madera hueca que cubrió con un cuero del mismo animal. Cuando Pasífae se metió dentro de la estructura, el toro blanco no tardó en acercarse y montar a la vaca de madera. Luego de esto, 9 meses después, nació el minotauro, criatura con cabeza, cola de toro y cuerpo humano, que en el proceso de su nacimiento mató a su madre.

Leda y el Cisne

Puntaje: 100%


1

0
5

Leda y el Cisne

Zeus sentía bajas pasiones por Leda, una hermosa doncella prometida al rey Tíndaro, así que el mismo día que se desposó con este, Zeus descendió del Olimpo en forma de cisne y violó o sedujo a Leda, en una relación zoofílica. En consecuencia, Leda tuvo dos pares de hijos, dos mortales, Clitemnestra y a Cástor hijos de Tíndaro; y dos inmortales, Helena y a Pólux hijos de Zeus.

La venganza de Medea

Puntaje: 100%


1

0
6

La venganza de Medea

Al enterarse de que Jasón, su marido, se casaría con la princesa Glauca en una tregua de paz, Medea, que era hechicera, prepara un potente veneno y lo agrega a una capa que envía de regalo a la novia. Cuando Glauca se pone la capa, inmediatamente se consume y sus pieles se arden por el veneno y en un intento por salvarla, su padre, el rey Creonte, toca la capa y sufre el mismo destino. Pero eso no es todo, para causarle mayor pena a Jason, Medea decide también matar a sus propios hijos, también envenenados.