Los peores defensas del mundo

Por Dia | | Publicado en Deportes | 575 Vistas
Los peores defensas del mundo

El fútbol tiene una historia impresionante, llena de héroes increíbles que fascinaron a millones de espectadores y fanáticos con sus extraordinarias jugadas. Sin embargo, en este deporte también abundan grandes decepciones, jugadores que se dedicaron a hacer las cosas realmente mal. Un ejemplo son los defensas, quienes se supone que están allí para ayudar a proteger el arco de goles enemigos, pero que terminan en su lugar invitándolos a pasar. A continuación te presentamos algunos defensas que nunca debieron haber tocado el campo de juego, te invitamos a que votes por el que consideres el peor.

Carlos Gamarra

Puntaje: 100%


1

0
1

Carlos Gamarra

Los años 90 fueron años gloriosos para el fútbol, pero siempre hubo una que otra decepción, como por ejemplo la del defensor Carlos Gamarra. Aunque no comenzó siendo malo, Gamarra era uno de los mejores defensas del fútbol paraguayo, pero todo cambió cuando llegó al fútbol español. Fue fichado en Atlético Madrid como una gran promesa pero durante la temporada de 1999 y 2000 solo consiguió decepcionarlos a todo. No tuvo ni un solo día de gloria. Poco tiempo más tarde terminó regresado al fútbol sudamericano para intentar recuperar la gloria que tenía antes de marcharse, lastimosamente no lo logró.

Jonathan Woodgate

Puntaje: 100%


1

0
2

Jonathan Woodgate

Woodgate fue uno de los fichajes más fracasados de la historia del fútbol. Este hombre llegó al Real Madrid en 2004. No se le había visto jugar mayormente a consecuencia de sus constantes lesiones. Sin embargo, hubiese sido mejor que se quedara en la banca pues su debut fue uno de los peores. Al enfrentarse contra Athletic el jugador anotó un gol en propia puerta, lo que le costó la expulsión minutos después. Tres años más tarde fue considerado el peor fichaje del siglo XXI. Algo realmente malo considerando que el siglo XXI no tenía mucho de haber comenzado.

Roberto Ríos

Puntaje: 0%


0

0
3

Roberto Ríos

Roberto Ríos es recordado por muchas cosas entre las que figura el haber sido uno de los peores defensas del mundo. Ríos fue fichado por el Athletic en 1997 y se pagó bastante caro por él. Sin embargo, su desempeño fue bastante mediocre y tan solo dos temporadas le duró su titularidad. Los que alguna vez fueron sus hinchas estaban decepcionado y no deseaban verlo ni en pintura, y a pesar de que actualmente es parte del cuerpo técnico del Betis y ha tenido un desempeño aceptable, todo el mundo sigue teniendo presente sus errores del pasado.

Gabriel Tamas

Puntaje: 0%


0

1
4

Gabriel Tamas

Gabriel Tamas es uno de esos tantos futbolistas frutados que se encuentran actualmente sin trabajo. Pasó por diversos equipos luego de su llegada al Celta de Vigo en 2006. A donde quiera que llegaba le costaba acoplarse, carecía de una buena actitud y se decía que el jugador tenía fuertes problemas con el alcohol. No tuvo suerte o quizás nunca la buscó tener. Lo que sí sabemos es que luego no hubo otro equipo que quisiera ficharlo. Este es un claro ejemplo de lo que es el querer frustrarse su propia vida.

Dmytro Chygrynskiy

Puntaje: 33%


1

2
5

Dmytro Chygrynskiy

Nada bueno podemos decir sobre este joven ucraniano. El jugador del Shakhtar Donetsk llegó al Barcelona en 2009 firmando un contrato por cinco años, pero no logró durar más allá de una temporada. Su club estaba realmente arrepentido de haberlo fichado luego de una gran cantidad de errores cometidos sobre el campo de juego y de hecho fue considerado uno de los peores fichajes del equipo. Solo 12 veces fue visto este hombre sobre el campo de juego portando la camiseta del Barcelona. Ahora muy pocos saben a qué se dedica, y los que lo saben no les importa.

Emmanuel Amunike

Puntaje: 0%


0

4
6

Emmanuel Amunike

Este futbolista nigeriano sin duda que fue una de las grandes promesas y al mismo tiempo una gran incógnita para el fútbol de Barcelona. Fue fichado en 1996 luego de una muy buena temporada en el fútbol portugués. Sin embargo, el jugador jamás pudo adaptarse a sus compañeros y al estilo de juego que tenían, lo que lo llevó a durar solo tres temporadas jugando tan solo 19 partidos. Posteriormente se lesionó de manera grave su rodilla, lo que le costó su estadía en el equipo. Más tarde, luego de su recuperación, el jugador pasó a formar parte de la liga de Corea del Sur. Un cambio sin duda bastante radical.