10 predicciones del fin del mundo que no se cumplieron

Por Dia | | Publicado en Sociedad | 471 Vistas
10 predicciones del fin del mundo que no se cumplieron

¿Cuántas veces nos han dicho que el fin del mundo está cerca? A lo largo de nuestra vida hemos oído a una gran cantidad de persona que le han puesto fecha a ese fatídico día. Sin embargo, aquí estamos. ¿Qué sucedió? ¿Dios se arrepintió? o ¿eran solo charlatanes? Sea por la razón que sea, afortunadamente nada de eso ocurrió, aunque tristemente muchos sí lo creyeron y se quitaron la vida para no tener que ver ese momento. En el siguiente ranking te nombramos las 10 predicciones del fin del mundo que no se cumplieron para que votes por aquella que te dio más miedo o más risa. Y aprovechamos para aconsejarte que aunque “de que vuelan vuelan”, siempre es mejor tener algo de sentido común y no creer en todo lo que vemos u oímos. El día del fin del mundo ciertamente no nos lo avisarán.

Apocalipsis Maya 2012

Puntaje: 100%


1

0
1

Apocalipsis Maya 2012

El 21 de diciembre de 2012 marcó el final del primer “Gran Ciclo” del calendario Maya. Muchos malinterpretaron que esto significaba un final absoluto del mundo como lo conocemos y surgieron predicciones del día del juicio final. Los escenarios del fin del mundo incluían a la Tierra chocando con un planeta imaginario llamado Nibiru, gigantescas llamaradas solares, una alineación planetaria que causaría grandes catástrofes de marea y una realineación del eje de la Tierra.

El gran incendio de Londres

Puntaje: 100%


1

0
2

El gran incendio de Londres

Debido a que la Biblia dice que el número de la Bestia es 666, muchos cristianos en la Europa del siglo XVII temieron el fin del mundo en el año 1666. El Gran Incendio de Londres, que duró del 2 al 5 de septiembre de ese año, destruyó gran parte de la ciudad, incluyendo 87 iglesias parroquiales y cerca de 13,000 casas. Muchos lo vieron como un cumplimiento de la profecía del fin del mundo. Sin embargo, dada una cantidad tan grande de daños a la propiedad, el número de muertos del incendio fue notablemente bajo. Según informes, solo 10 personas murieron.

El gran diluvio

Puntaje: 100%


1

0
3

El gran diluvio

Johannes Stöffler, un respetado matemático y astrólogo alemán, predijo que una gran inundación cubriría el mundo el 25 de febrero de 1524, cuando todos los planetas conocidos estuvieran alineados bajo Piscis, un signo de agua. Cientos de panfletos anunciando la inundación venidera fueron emitidos y pusieron en marcha un pánico general. El resultado, apenas un chubasco pero nada que pudiera ahogar a nadie.

Y2K

Puntaje: 100%


1

0
4

Y2K

Para el 31 de diciembre del año de 1999 todos en el mundo esperábamos que algo aconteciera. Se decía que habría un fallo inminente en todos los sistemas y obscuridad total por el cambip de milenio en los sistemas analógicos. Se hablaba del fin del mundo. Tristemente fue una noche en donde muchas sectas cometieron suicidios simultáneos. Sin embargo, nada ocurrió, el mundo siguió su curso.

Harold Camping

Puntaje: 0%


0

0
5

Harold Camping

Harold Camping ha predicho públicamente el fin del mundo hasta 12 veces basándose en sus interpretaciones de la numerología bíblica. En 1992, publicó un libro titulado 1994?, que predecía el fin del mundo para ese año. Pero quizás su predicción más destacada fue para el 21 de mayo de 2011, una fecha que calculó exactamente 7.000 años después del diluvio bíblico. Cuando esa fecha transcurrió sin incidentes, declaró que sus matemáticas estaban apagadas y retrasó el fin del mundo hasta el 21 de octubre de 2011.

Hon-Ming Chen

Puntaje: 0%


0

0
6

Hon-Ming Chen

El líder religioso taiwanés Hon-Ming Chen estableció Chen Tao, o True Way, un movimiento religioso que combinó elementos del cristianismo, el budismo, las teorías de conspiración ovni y la religión popular taiwanesa. Chen predijo que Dios aparecería en un canal de televisión estadounidense el 25 de marzo de 1988, para anunciar que descendería a la Tierra la semana siguiente en una forma física idéntica a Chen. Al año siguiente, profetizó, millones de espíritus del diablo, junto con inundaciones masivas, las cuales darían lugar a una extinción masiva de la población humana.

El cometa Halley

Puntaje: 0%


0

0
7

El cometa Halley

El cometa de Halley pasa por la Tierra aproximadamente cada 76 años, pero en 1910 creó el temor de que pasaría a destruir al planeta. Se decía que esto ocurriría ya fuera por una colisión directa o por los gases venenosos que se rumoraban que contenía. Se produjo un pánico en todo el mundo, avivado por los medios de comunicación y titulares de periódicos como "El cometa puede matar a toda la vida en la Tierra, dice un científico". Todo alcanzó tal extremo que un grupo en Oklahoma intentó sacrificar a una virgen para protegerse de la muerte inminente.

William Miller

Puntaje: 0%


0

0
8

William Miller

El líder religioso William Miller comenzó a predicar en 1831 que el fin del mundo tal como lo conocemos ocurriría con la segunda venida de Jesucristo en 1843. Atrajo hasta 100,000 seguidores que creían que serían llevados al cielo cuando la fecha llegara. Cuando la predicción de 1843 no se materializó, Miller recalculó y determinó que el mundo terminaría realmente en 1844.

Joanna southcott

Puntaje: 0%


0

0
9

Joanna southcott

Joanna Southcott informó haber escuchado voces que predecían eventos futuros, incluyendo los fracasos de las cosechas y las hambrunas de 1799 y 1800. Comenzó a publicar sus propios libros y finalmente desarrolló una secta de hasta 100,000 creyentes. En 1813, anunció que al año siguiente daría a luz al segundo mesías, cuya llegada señalaría los últimos días de la Tierra, a pesar de tener 64 años y, como le dijo a sus médicos, una virgen. Ella murió antes de que un bebé pudiera nacer.

La gallina profeta

Puntaje: 0%


0

0
10

La gallina profeta

En 1806, una gallina domesticada en Leeds, Inglaterra, pareció poner huevos con el mensaje "Cristo viene". Según informes, una gran cantidad de personas visitaron la gallina y comenzaron a desesperarse por el próximo Día del Juicio. Sin embargo, pronto se descubrió que los huevos no eran en realidad mensajes proféticos, sino el trabajo de su dueño, que había estado escribiendo sobre los huevos con tinta corrosiva y los reinsertó en el cuerpo de la pobre gallina.